Madrid Forever

Madrid Forever

¡Hola amores! Hoy vengo a hablaros de algo diferente en el blog, algo más personal. Ahora que Septiembre ha llegado y la vida estudiantil vuelve, me he empezado a sentir realmente nostálgica. Hace unas semanas, como ya visteis por mi Instagram pasé unos días en Madrid. También pudisteis ver que estaba muy emocionada porque la capital había sido mi casa durante mas de 5 años… Cuando cumplí los 18 me mudé a Madrid a estudiar Diseño Gráfico. Nunca tuve claro que quería estudiar realmente, ya que me gustaban tantas cosas que no sabía decidirme. Incluso a día de hoy sigo pensando: “Oye pues medicina me gusta” “Y derecho también”. Pero es cierto que una de mis grandes pasiones en la vida siempre ha sido la creatividad, el arte, la originalidad, el soñar con algo diferente cada día; por eso tenía claro que lo que finalmente estudiara tendría que tener una parte de todo eso. La cuestión es que llegué a una gran ciudad, sola, sin conocer a nadie y sin saber por dónde empezar y sentía como un gran y oscuro agujero me iba engullendo. Los primeros meses fueron realmente duros, y eso que estaba estudiando lo que quería…no me quiero imaginar las personas que estudian algo por “obligación”. El primer año fue horrible, no voy a mentir porque sería absurdo, os mentiría a vosotros y a mi misma. Pero en el segundo año todo fue diferente, empecé a encontrar mi lugar, tanto en la universidad, como en esa enorme ciudad, como en la vida. Madrid me ha dado los mejores años de mi juventud, pero también me dio los peores. Y eso está bien 🙂 En esa ciudad aprendí a valorar lo que realmente importaba, a disfrutar, a ser feliz, a amar y a ser amada. Pero también aprendí lo que es sufrir, lo que es desesperarse, y llorar hasta que ya no te quedan lágrimas que derramar. Pero, ¿sabéis que os digo? Que volvería a irme una y mil veces más, y seguramente volvería a hacer todo lo que hice, o ¿quién sabe?, puede que lo hiciera hasta mejor o puede que incluso peor, ¿por qué no?. Cuando volví a mi antiguo hogar después de estar un año y medio fuera recordé todos esos sentimientos, recordé que la vida está para vivirla, vi esas calles, esos rincones, esos lugares que tan buenos (y malos) momentos me han dado y supe, con total seguridad, que hice lo correcto. Y aunque no hubiera sido lo correcto, al menos luché por encontrar mi camino. No tengáis miedo de estudiar una cosa o otra, no tengáis miedo de iros a una ciudad lejos de vuestro hogar, no tengáis miedo a enamoraros, a conocer nuevos amigos, a andar solo, a respirar, a sentir. Sed más fuertes, mas aventureros, más buenos. Estos son los mejores años de nuestra vida, lo que no hagáis ahora, no lo haréis nunca. Y ahora miro estas fotos, 6 años después de pisar Madrid por primera vez, veo que todo ha cambiado, que hubo gente que se fue y otra que se quedo, que ya no se cierran los bares como se hacía antes y solo siento una cosa: plenitud. Porque todo lo vivido, fue real. Ya sabéis, dadlo todo, no os dejéis nada en el tintero, para que un día dentro de 6 años o de 20 tengáis vuestras fotos, las miréis y os sintáis tan plenos como yo lo hago ahora. ¡Que tengáis un buen día y un feliz septiembre! <3

P.D.: Las fotos son desde la terraza del Círculo de Bellas Artes, si vais a Madrid de visita o vivís allí, ahí tenéis las mejores vistas de la ciudad. Además si se acompaña ya con un GinTonic…ni te cuento 😉

(First at all, I want to apologize about my English 😐 This text is in a really high Spanish level and I don’t know if I will be at the height of this level in English, but I will do my best)
Hello my lovers! Today I’m going to talk about something different on the blog, something more personal. Now that September is here and the student’s life is coming back, I have started to fell nostalgic. Some weeks ago, as you could see on my Instagram, I spent some days in Madrid. You could also see that I was very excited because the capital has been my home during more than 5 years…When I turned 18 I moved to Madrid to study Graphic Design. I was never sure about what study, because I liked a lot of things so I couldn’t decide. Even nowadays, I’m still thinking: “And medicine” “I also like law”. But the truth is that one of my biggest passions in life always have been creativity, art, originality, and dreaming about something different every day, that’s why I was clear about finally studying something in relation with all that. The point is I arrived to a big city, alone, without knowing nobody and without knowing where start, and I felt like a huge and dark hole was devouring me. The first months were really hard, and I was studying what I really wanted…I don’t want to imagine people who study something by “obligation”. The first year was horrible, I’m not going to lie because it would be absurd, I would be lying you and also to myself. But in the second year everything was different, I started to find my place, in the university as well as in that huge city, and also in life. Madrid has given me the best years of my youth, but also the worst. And that’s fine 🙂 In that city I learnt to value what really matters, to enjoy, to be happy, to love and to be loved. But I also learnt what is suffer, what is exasperate and cry until you don’t have more tears to spill. But, do you know what? I would go again, one and thousands times more, and surely I would do everything what I did, or who knows?, maybe I would do it better or even worse, why not?. When I came back to my old home after being outside for one year and a half, I remembered all those feelings, I remembered that life is there to be lived, I saw those streets, those corners, places which have given me so good (and bad) moments, and I knew, safely, that I did the right choice. And although I wouldn’t have done the right one, at least, I struggled for finding my way. Don’t be afraid of studying one thing of other thing, don’t be scared of moving to a city far from home, don’t be afraid of falling in love, of knowing new friends, of walking alone, of breathing, of feeling. Be stronger, more adventurous, be better. These are the best years of our lives, everything you don’t do now, you will never do it. And now I see these pictures, 6 years after stepping in Madrid for the first time, I see all the things which have changed, all the people who left and others who stay, I see that now we don’t close bars at the dawn as we did before and I only feel one thing: plenitude. Because everything we have lived, it was real. You know now, give it everything, don’t leave anything out, and one day, 6 years later or maybe 20, you will have your pictures, you will see them and you’ll feel as plenty as I do now. Have a nice day and happy September! <3

P.S.: These pictures are from the roof top of the Círculo de Bellas Artes, if you visit Madrid or if you are living there, here you have the best views in town. Besides if you drink some GinTonics at the same time… A ten! 😉


mad6DSC_0138mad3mad7mad5
mad8DSC_0154DSC_0159

Marina Llorca

24 años; Blogger en Marbella, Madrid y el resto del mundo. Diseñadora Gráfica y especialización en Moda, Asesoría de Imagen, Estilismo y Personal Shopper por ELLE España, y aún así me visto cada mañana porque es necesario. Apasionada de la fotografía, los viajes, la buena compañía y la vida. Al fin y al cabo, la moda no trata necesariamente de etiquetas; no trata de marcas, trata de algo más que llega desde el interior.

You May Also Like

Leave a Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: